Que es la realidad virtual en informática

Qué es la Realidad Virtual

¿Qué es la realidad virtual y cuales son sus usos?

En los últimos años esta tecnología está avanzando a pasos agigantados para convertirse en una herramienta más de nuestro día a día.

Definiendo la Realidad Virtual

Si utilizamos el significado oficial, podríamos decir que la realidad virtual es una simulación generada a través de un ordenador en la cual, mediante imágenes, crea un entorno virtual tridimensional. En este entorno, la persona puede interactuar con el mundo virtual a través de guantes o mandos para moverse a través de él, por lo que le genera la sensación de encontrarse realmente en ese ambiente en lugar de donde está actualmente.

Aunque cuando alguien pregunta qué es la realidad virtual, prefiero esta explicación mas sencilla y con menos palabras.

La realidad virtual podremos definirla como un escenario artificial en el que se intenta engañar al cerebro para hacerle creer que es real.

Pero tampoco hay que tomar la palabra “engañar” como algo malo, ya que más bien estamos “entrenando” al cerebro a estos escenarios. Por eso, uno de los problemas comunes que se sufre al experimentar la realidad virtual es sufrir mareos ya que el cerebro no está acostumbrado a vivir estas escenas virtuales y entonces se confunde.

Breve Historia de sus comienzos

Normalmente la gente se piensa que esta tecnología nació hace escasamente unos años, pero nada más lejos de la realidad. En los años 50 ya se pudo ver una máquina diseñada por Morton Heilig que todavía era más ambiciosa que las gafas de hoy en día.

Llamado Sensorama, este prototipo además de la vista y el sonido de los dispositivos modernos, también quería estimular los sentidos del olfato y el tacto. Aunque obviamente esto no dejó de ser un prototipo que está un poco alejado a lo que podemos disfrutar hoy en día, pero logró convertirse en padre de la realidad virtual.

No fue hasta el año 1968 en el que Ivan Sutherland junto a Bob Sproull (su alumno) crearon el primer casco de realidad virtual. Aunque lamentablemente, este dispositivo no tenía muy buen rendimiento y era extremadamente pesado.

Pese a que con el tiempo siguieron saliendo versiones de visores de realidad virtual a manos de distintos inventores, ya se intuía el objetivo que estaban buscando estos creadores… trasladar al usuario a otra “realidad”, que en este caso, la denominamos virtual.

Este cambio de paradigma sucedió con el nacimiento de las primeras Oculus Rift, unas gafas VR potentes y económicas que cambió el futuro de la realidad virtual.


¿Cómo Funcionan las Gafas de Realidad Virtual?

Las gafas de realidad virtual, también conocidas como cascos o visores de realidad virtual, son dispositivos con una o dos pantallas que mediante unas lentes, logran generar escenarios en 3D inmersivos para el usuario. Normalmente las gafas por sí solas no son capaces de crear estos escenarios y necesitan de un ordenador que genere el vídeo. Aunque cada vez estamos viendo más gafas de realidad virtual sin necesidad de tener que conectarlas al PC.

Las Oculus Quest son de las mejores gafas VR si no disponemos de un PC potente

Para lograr estas imágenes en 3D, estas gafas utilizan la técnica de la estereoscopía consiguiendo darle profundidad a las imágenes y sentirlas en 3 dimensiones.

En la estereoscopía, el ojo derecho ve las imágenes de la parte izquierda y el ojo izquierdo las de la derecha. Pero para que funcione, estas imágenes están ligeramente cambiadas, para que al cruzar la visión genere esa sensación de profundidad.

Aunque de esta manera, solo obtendremos imágenes con profundidad y para que sea inmersivo, tenemos que lograr que todo movimiento que haga el usuario también se replique en lo que ve por las gafas. Debido a eso, se utilizan distintos sistemas de seguimiento de nuestra cabeza, ya sea mediante cámaras o desde el propio visor (conocido como inside-out tracking).

De esta forma, todo movimiento que hagamos con la cabeza también lo veremos reflejado “virtualmente”. Para añadirle todavía más inmersión, normalmente las gafas cuentan con distintos mandos que se transforman en nuestras manos e incluso también juega un papel fundamental el sonido, poder escuchar de dónde proviene el sonido tal cual sucede en la realidad.

Las gafas de realidad virtual normalmente solo sirven de visor y el músculo gráfico lo proporciona un ordenador.

Los cinco sentidos virtuales

Como hemos visto, las gafas de realidad virtual principamente hacen uso de dos de los sentidos más importantes que tenemos, la vista y el oído. Aunque obviamente para conseguir una simulación lo más real posible necesitaríamos los sentidos restantes. Por eso, hoy en día ya se está intentando lograr introducir el tacto, mediante distintos dispositivos hápticos para poder sentir los objetos virtuales. Ya que este sería el siguiente paso lógico más fácil de lograr.

No obstante, también se está trabajando en el sentido del olfato mediante generadores de esencias. Estos dispositivos tenemos que colocarlos justo debajo de las gafas y nos sirven para conseguir que entre en juego otro sentido más. Apreciar el olor a hierba recién cortada de un parque mientras caminamos por él o incluso poder oler la pólvora mientras estamos presenciando un conflicto entre dos bandos.

Usos de la Realidad Virtual

Últimamente parece que cuando hablamos de los usos de la realidad virtual en la actualidad, se utiliza meramente como entretenimiento. Poder jugar a videojuegos de realidad virtual, ver todo tipo de vídeos en 360 grados e incluso disfrutar de una película como si estuvieramos en el cine desde la comodidad de nuestra casa.

Pero no, no hay que quedarse solamente con el entretenimiento de esta potente tecnología. Cada vez se están viendo distintos usos de la realidad virtual como por ejemplo para tratar distintas fobias en pacientes, ya que de esta forma pueden hacerles frente a esos miedos irracionales desde la seguridad de una habitación.

También se comienza a ver cada vez más la utilización de la VR de forma educacional. A veces también se incluye la realidad aumentada para este propósito debido a la interactividad que proporciona. Al emplear esta mezcla de tecnologías, podemos repasar la historia gracias a recreaciones modeladas de forma realista. Como por ejemplo, poder visualizar el movimiento de los existintos dinosaurios en un escenario preparado convenientemente.

Si se consigue implementar de una forma fácil y económica, la fusión de estas dos tecnologías pueden llegar a formar parte del futuro de la educación.

Alejándonos un poco más del entretenimiento y la educación, la realidad virtual también tiene usos en medicina. Debido a la sencillez de interactuar con los objetos, puede servir a los doctores para planear las operaciones que van a realizar pudiendo ver el cuerpo humano en distintos planos e incluso una tomografía compuratizada (conocida como TAC).

Escaner de un cuerpo humano en realidad virtual del juego the lab

La realidad virtual también es perfecta para utilizar simuladores, ya sean de vuelo para los pilotos que están practicando antes de ponerse a los mandos de una nave real o también para militares que deben ganar experiencia en el campo de batalla, pero de una forma mucho más segura.

¿Cual es el futuro de la realidad virtual?

Como hemos visto, los campos en los que se puede aprovechar esta tecnología son extremadamente extensos. Pero todavía se notan ciertas carencias, especialmente en el rendimiento y en lo costoso que es desarrollar cualquier juego u aplicación para VR.

Debido a eso todavía es incierto el futuro de la realidad virtual, pero lo que sí está claro, es que la realidad virtual ha llegado para quedarse y formará parte del futuro de la sociedad gracias a su gran potencial en cualquier ámbito.