GearKid de Pixel Ripped 1989 Analisis del juego

Pixel Ripped 1989 Análisis

Pixel Ripped 1989 es una experiencia más que obligada para todos los aficionados a los videojuegos de los 90.

Megaman, Super Mario, Zelda, Pokémon, Alex Kidd.. el juego está lleno de referencias a estos grandísimos juegos.

Review de Pixel Ripped 1989

Con Pixel Ripped 1989 no vamos a decir que simplemente vamos a jugar a un videojuego…vamos a jugar a un videojuego dentro de un videojuego.

Este concepto ya se ha utilizado otras veces en la industria, pero es de las primeras en utilizarlas en la realidad virtual. A su vez, lo acompaña con una historia original y una jugabilidad muy lograda.

Así que prepara tu silla (ya que no tenemos que jugar de pie) y equípate con tu gamepad favorito para jugar a tu GearKid y salvar al mundo.

GÉNERO: Plataformas, Retro

PSVR, PC y QUEST

Lanzamiento: 31 de Julio de 2018

Origen

Al comenzar la partida de Pixel Ripped 1989 aparecemos en una habitación completamente formada por 8 bits. Mientras estamos jugando en nuestra televisión, repentinamente se cambia el canal y se abre un noticiario diciendo que un malvado goblin llamado Cyblin Lord acaba de robar la piedra del Templo. Quiere usar esta reliquia para crear un ejército y conquistar el mundo.

En este momento, el juego nos da a entender que estamos controlando a Dot, la heroína y protectora de la piedra. Pero en ese instante, aparece el villano goblin cabalgando un dragón y destruye la fachada de nuestro edificio con un bolazo de fuego.

Por si no te has dado cuenta, estamos jugando a un videojuego en el que jugamos a un videojuego que tiene su propio mundo en el que juegas a un videojuego… Inception Retro.

Después de estos acontecimientos aparece Master, un peculiar personaje que nos explica todo lo que está sucediendo y así tener clara nuestra misión. Para detener al villano y salvar el mundo (el de videojuegos y el real) tenemos que aliarnos con Nicola, una niña londinense que tiene una habilidad innata para los videojuegos y ayudarle a completar el juego.

nicola de pixel ripped 1989

Así que gracias a los “poderes” de Master salimos flotando de este mundo de 8 Bits y nos teletransportamos a la consola de la niña.

Jugando a la GearKid

Una vez termina la introducción de Pixel Ripped 1989, nos ponemos a las manos de Nicola que se encuentra jugando con su nuevo juego Pixel Ripped para la GearKid.

El juego (el de la GearKid) es el típico “Megaman”, una fusión de plataformas y run and gun. Así que solo tenemos que avanzar a la derecha del todo y disparar a todo lo que nos bloquee nuestro camino.

El diseño de los niveles de plataformas están muy bien trabajados y aunque no son muy difíciles, pondrá a prueba nuestra habilidad con el mando.

Pero lamentablemente, estamos disfrutando de este fantástico juego mientras nos encontramos en clase. Así que aquí entra una de las principales mecánicas del título: Juega a la consola sin que te pillen.

Nuestro objetivo para acabar con los planes del malvado goblin es superar los distintos niveles de Pixel Ripped para ir avanzando en la historia y recuperar la piedra. Así que para evitar que la profesora nos pille con las manos en la masa, deberemos usar nuestro ingenio con lanzando pelotas de papel para crear una distracción y ganar tiempo para completar el nivel.

Cada nivel que vamos superando sigue manteniendo la misma jugabilidad run and gun de 8 Bits, pero lo más notable es que podremos apreciar cantidad de detalles, tanto dentro del juego como por el escenario.

Todo respira un ambiente del auge de las videoconsolas de finales de los 80 y encontraremos un montón de referencias de la época de los videojuegos de 8 Bits miremos por donde miremos.

Revistas de videojuegos, cartuchos de juegos, garabatos en la librerta… hemos vuelto a 1989.

A partir de aquí se abre una narrativa que es uno de los puntos más importantes del juego, además de su jugabilidad. Por no spoilear, solamente diré que conforme va avanzando la historia del juego, también va innovando la jugabilidad y cada vez nos sorprende con algo más.

realidad aumentada pixel ripped vr

Por ejemplo, en un momento aparece esta “realidad aumentada” con la que se exploran distintos tipos de jugabilidad. El mundo se siente más vivo que nunca.

Encanto de 8 Bits

Los gráficos que podemos disfrutar en Pixel Ripped son extremadamente buenos y todo está donde debería. Bien es cierto que algunos modelados 3D cuando estamos “en el mundo real” no son muy realistas, pero gracias a la calidad gráfica que desprende nuestra GearKid, todo eso pasa a un segundo plano.

Por otra parte, en el ambiente sonoro, el estudio ARVORE ha hecho un fantástico trabajo. Cada sonido y melodía que podemos escuchar nos lleva 30 años atrás en el tiempo. Escuchar el mítico sonido de cómo se destruyen nuestros enemigos o tener que romper los obstáculos que nos bloquean el camino están perfectamente logrados.

Humor Blanco

Además de todo esto, el juego cuenta con un humor blanco bastante infantil, pero que casa perfectamente con la filosofía del juego… devolvernos a nuestra niñez.

Este humor no pasa de varios chistes o referencias de juegos de la época como la mítica frase que escuchábamos al final de cada castillo en Super Mario.

“¡Gracias Mario, pero tu princesa esta en otro castillo!”

Pero además de este humor blanco, también posee mucho humor absurdo que te hará soltar más de una carcajada. En el momento en el que menos te lo esperas, lanzar una pelota de papel a una papelera para distraer a la maestra puede convertirse en una escena un tanto peculiar a la vez que hilarante.

Así que el juego logra que conforme te encuentres superando los niveles, ya estás expectante de cual va a ser la siguiente locura que vas a ver.

Intenso pero corto

Lamentablemente, Pixel Ripped 1989 solamente cuenta con cuatro niveles jugables que nos puede costar superar unas dos horas como mucho, dependiendo de lo hábiles que seamos con los plataformas 2D.

Pixel Ripped 1989 es bastante sencillo si ya hemos jugado a otros plataformas 2D, pero en mi caso, el jefe final me hizo repetir la pelea un par de veces.

Por eso hay que tomarse el juego más bien como una experiencia con poca rejugabilidad. Sí, cada nivel tiene pequeños coleccionables que tendremos que recoger (en este caso cartuchos) que están bastante escondidos. Pero simplemente desbloquearemos nuevos colores para nuestra GearKid, así que no es una gran motivación.

Si posees la versión de Pixel Ripped 1989 para PSVR, sacar los distintos logros que tiene, puedes llegar a exprimir más la duración del juego.

Pero por suerte, ARVORE ya deja claro que va a hacer más juegos sobre esta saga, siendo el próximo Pixel Ripped 1995.

Si mantienen este nivel de originalidad y diseño, pueden hacer de otras eras jugando con la nostalgia. Pixel Ripped 1999 con la época de PS1 y modelados en 3D o por el contrario ir más atrás en el tiempo y hacer un Pixel Ripped 1979 de la época de Atari.

futuro juego de pixel ripped 1999

¿Quién sabe? Tal vez en un futuro no muy lejano comencemos a considerar la sexta generación de consolas (PS2) como retro y seguro que aparecerá un Pixel Ripped nuevo para devolvernos a esa época.

Imágenes de Pixel Ripped 1989

Antes de terminar este análisis de Pixel Ripped 1989 aquí tienes un par de imágenes del juego.

¿Vale la pena Pixel Ripped 1989?

En mi opinión, Pixel Ripped 1989 sí vale la pena especialmente si has vivido la época de estos juegos de 8-Bits. Pero incluso aunque no los hayas jugado en su día, se trata de un juego con una idea muy original y bien hilada que merece ser probado por la gente.

Es cierto que tal vez no sea el juego idóneo para mostrar el potencial de la realidad virtual (ya que se juega mucho mejor con pad) pero tal vez es lo que necesita la gente para hacer la transición a juegos que aprovechen su totalidad.

El único punto negativo del juego es su corta duración. Que aunque esto sea un problema que tienen casi todos los juegos de realidad virtual, es una lástima no poder disfrutar de más niveles.