gun club vr galeria de tiro en realidad virtual

Gun Club VR Análisis

Las galerías de tiro de Gun Club VR pondrán a prueba nuestra habilidad con la gran variedad de armas que nos ofrece.

Dianas, desafíos, zombis, jugar en el bando aliado… Aunque no lo parezca, el juego ofrece varios modos de juego y algunos de ellos son muy entretenidos.

Análisis de Gun Club VR

Como el nombre deja entrever, en Gun Club VR toda la jugabilidad del juego gira entorno a las armas. En este caso, los objetivos que tenemos que derribar son unas dianas. Algunas de ellas serán las típicas blancas con un punto en el medio y algunas otras con forma humaniode nos dispararán o intentarán mordernos… ¿Si no se defienden no es desafiante, no?

Este título no deja de ser una galería de tiro sin ningún tipo de historia, así que en este análisis de Gun Club VR voy a explicar todo lo que nos ofrece.

GÉNERO: Shooter

PSVR y PC

Lanzamiento: 28 de Agosto de 2018

El Club

Cuando arranca el juego nos da la bienvenida nuestro entrenador en un perfecto inglés y nos invita a realizar un pequeño tutorial para conocer el funcionamiento del juego.

Tenemos las distintas galerías de tiro, la armería para hacernos con más armas y debajo de nosotros una mesa para personalizar nuestras armas.

Pero antes de nada, necesitaremos dinero para hacer las dos últimas cosas, ya que para avanzar en el juego necesitamos los preciados billetes verdes. Así que lo primero que vamos a hacer es disparar a un par de dianas para conseguir un poco de efectivo.

Tras cada nivel volveremos a esta curiosa sala convertida en un menú

Quitando el Seguro

Una vez entramos a la primera galería de tiro podemos apreciar que la jugabilidad no es muy compleja, apuntar y disparar… ¿fácil no? Aunque Gun Club VR intenta ser un poquito más realista y cuando vamos a realizar el primer disparo el juego nos recuerda que primero hay que cargar la pistola y quitar el seguro.

Después de disparar a unas cuantas dianas lo más normal es que se nos acaben las balas (que podemos ir viendo la cantidad que nos queda en la pantalla) así que para recargar tenemos que soltar el cargador y rápidamente coger más munición del cinturón e introducirlo en el arma. Toda la mecánica de recarga es bastante realista e inmersiva.

recargar arma en gun club vr

Una vez hayamos dominado las recargas, es gratificante escuchar la frase de “perfect reload” de nuestro entrenador.

Por ejemplo, en el caso de una pistola simplemente tendremos que tirar para atrás la parte superior para poder volver a disparar. Pero en un fusil francotirador de cerrojo tendremos que hacerlo tras cada disparo.

Aumentando la dificultad

Tras un par de galerías de tiro, vemos que van aumentando en dificultad. Pero ya no solamente es más difícil por tener que apuntar a objetivos en movimiento, si no más bien porque en algunos desafíos hay dianas con forma de persona que comienzan a dispararnos.

En este momento nos damos cuenta de otra mecánica de Gun Club, la salud. A diferencia de otros shooters como Crisis VRigade no podemos cubrirnos fácilmente, así que tendremos que intentar acabar con ellos lo más rápido posible para no perder vida. Si nos quedamos 0 habremos fallado la prueba y tendremos que comenzar de nuevo.

Pero obviamente no somos los únicos con una cantidad de vida prefijada, las dianas también tienen una que podemos ver encima. Cada arma hace X de daño por disparo, siendo mucho más letal en la cabeza.

Así que para conseguir las mejores puntuaciones (y con ello más dinero) hay que superar cada galería lo más rápido y con la mayor precisión posible. Gracias a esta progresión, el juego logra ser muchísimo más entretenido de lo que podría parecer en un principio.

Hay que intentar apuntar siempre a la cabeza, ya que si malgastamos muchas balas estaremos recargando todo el rato.

Gran Variedad de armas

Gun Club VR nos ofrece una gran variedad de armas, aunque las podemos dividir en 5 clases.

Pistolas / Subfusiles / Escopetas / Fusiles de asalto / Fusiles de francotirador

Aunque tras pasar horas jugando a Gun Club, las armas que mejores sensaciones dan son las pistolas. Al final, por mucho que tengamos un subfusil o un fusil de asalto que puede escupir 30 balas en un par de segundos, al depender tanto de la precisión siempre estaremos usándolas tiro a tiro (con el modo semiautomático).

Por otro lado, en el caso de las escopetas es muy gratificante realizar el “martilleo” para cargarla, al igual que sucede con los fusiles de francotirador de cerrojo.

Pero como siempre diré y nunca me cansaré de repetir, las armas que tenemos que sujetar a dos manos en realidad virtual no se sienten tan inmersivas, salvo que usemos un periférico como el aim controller para PS VR.

Cada arma está cuidada al detalle. Si el arma original cuenta con algún tipo de modo de disparo (automático-semiautomático) podremos activarlo o desactivarlo manualmente.

Personalizar las armas en Gun Club

Para darle más profundidad al juego, con todo el dinero que vamos ganando a través de superar los distintos niveles, debemos ir mejorando nuestras armas para aumentar su daño y estabilidad o para darles un cambio de look.

Accesorios de las armas

Además de la gran variedad de armas, contamos con distintos accesorios que podemos acoplar a nuestras compañeras de acero.

Por ejemplo podemos comprar cargadores con mayor capacidad (en el que veremos como sobresale de la pistola) o mejorar el daño de las balas para acabar antes con las dianas. Pero los accesorios que más llaman la atención son las distintas miras, silenciadores, linternas, láseres… incluso podemos añadir más letalidad al arma acoplando una bayoneta o un lanzagranadas.

Aunque como Gun Club quiere intentar mantener ese realismo, tendremos que hacer uso de rieles para añadir estos accesorios a las armas, así que no siempre podremos poner todo lo que deseamos.

personalizando armas en gun club vr

Aunque hayan algunas limitaciones, se puede llegar a conseguir armas completamente personalizadas y muy divertidas de usar.

Pintar las armas

En la parte estética, Gun Club nos da la posibilidad de cambiar el color de nuestras armas gracias a un bote de spray. La forma más fácil que tenía el estudio era prediseñar un par de colores y que se tiñera el arma entera, pero me parece un acierto que tengamos que pintarlas nosotros “a mano” aunque no quede tan perfecta.

Con el tiempo se crea un extraño vínculo con tu arma personalizada que hace que sea más gratificante superar los niveles más difíciles.

Modos de juego

Conforme vamos avanzando por las distintas galerías, estas se van volviendo más complicadas, ya sea por cantidad de objetivos o por tiempo. Además, al desbloquear un nuevo tipo de arma, también desbloquearemos galerías especialmente diseñadas para estas armas.

Zombis

Tenemos multitud de armas y dianas… ¿pero no hay algo más desafiante? Por suerte, el estudio de The Binary Mill ha cumplido con este tema.

Si disparar a unas dianas no resulta muy entretenido, tenemos el modo de zombis en el que tendremos que defender nuestra posición de estas dianas-no-muertas y evitar que nos muerdan.

Pero obviamente no sirve con disparar a cualquier punto, tenemos que intentar apuntar a su cabeza para derrotarlos más fácilmente. Si golpeamos una parte del cuerpo, simplemente le bajaremos un poco de vida y estos zombis cuentan con mucha.

Aliados

Gun club también cuenta con el modo de “Aliados” y en mi opinión, es el mejor modo de todos.  Aquí formamos parte del bando Aliado de la segunda guerra mundial y tendremos que acabar con estos gruñones alemanes a la vez que salvamos a los civiles que utilizan como escudos humanos.

Dejamos atrás los sobrios escenarios de las galerías de tiro y nos transportamos a distintos lugares de una ciudad medio derruída por la guerra. Además en algunos niveles tenemos que ir avanzando como si estuvieramos en un shooter estilo Time Crisis, algo que le añade un mayor efecto de sorpresa.

Por si fuera poco, en este modo todavía contamos con más niveles exclusivos para cada tipo de arma alargando mucho más la duración de Gun Club VR.

En Gun Club hay un modo de zombis pero también hay un modo de zombis nazis. Parece que cierto juego puso de moda esta idea 🤔

Imágenes de Gun Club VR

¿Vale la pena Gun Club VR?

En conclusión, Gun Club VR vale la pena si estás buscando un shooter estático en el que toda su mecánica gire entorno a las armas y las galerías de tiro. Además posee unos buenos gráficos (no tanto en el escenario) y es bastante realista, por lo que la inmersión es bastante buena.

Pero por el contrario, si estás buscando un juego con historia o con enemigos de “carne y hueso”, Gun Club VR no es el título más recomendable.