crisis vrigade 2

Crisis VRigade 2 Análisis

El conocido juego de Crisis VRigade recibe una segunda parte con mejoras, aunque no deja atrás su alta dificultad.

Mejores gráficos, más armas, más opciones de personalización… si nos gustó la primera parte vale la pena echarle un ojo a la continuación del shooter desarrollado por Sumalab.

La vuelta de Crisis VRigade

Por fin tenemos disponible la secuela del famoso juego inspirado en Time Crisis, Crisis VRigade 2. Desarrollado por el estudio español Sumalab el juego ha mejorado en todos los sentidos, tanto en gráficos como en jugabilidad.

Aunque el estilo del juego sigue siendo el mismo, llegar al final del nivel antes de que se acabe el tiempo mientras acabamos con todos los enemigos que se interponen por nuestro camino, hay detalles que en esta secuela mejoran las experiencia de juego.

Crisis VRigade 2 puede jugarse en PC comprándolo a través de la tienda de Steam y además también cuenta con una versión para PSVR. Como controles se utilizan los mandos VR o, en el caso de las PSVR, los mandos Move.

Por último, hay que tener en cuenta que para jugar a este shooter necesitas bastante espacio disponible para poder cubrirte, así que si no lo tienes será más complicado superar los niveles.

GÉNERO: Shooter

PSVR, PC

Lanzamiento: 9 de Junio de 2020

Jugabilidad Mejorada

Al comenzar el juego volvemos a visitar la comisaría que al igual que en el anterior juego sirve de menú principal.

Aquí encontramos los distintos niveles (por el momento tres) y a la derecha podemos ver las puntuaciones que hemos logrado en cada una. Todo lo demás son ajustes y poca cosa más, así que vamos a centrarnos en la jugabilidad en este análisis de Crisis VRigade 2 y comenzamos con el primer nivel.

Tras un breve briefing de la misión, saltamos a la acción del conflicto y rápidamente vemos que el juego mantiene las mismas mecánicas que el título anterior, pero con mejoras y mucha más acción.

Más de acción

Esta vez el juego cuenta con pequeñas escenas scripteadas para añadir un poco de acción a cada pantalla. Como por ejemplo ver como derriban un helicóptero de la policía con un lanzacohetes o la aparición de película del mandamás que estamos buscando para acabar con él.

Esta inclusión de escenas logran que cada nivel tenga una historia y un contexto para evitar convertirse en un simple arcade mata-mata.

Asimismo también se añaden distintos eventos en mitad de los tiroteos, como por ejemplo ver a un enemigo con un lanzamisiles y ver que destroza el escenario tras cada proyectil.

Lo bueno de esto es que también influye en la jugabilidad, ya que en el caso de que no lo derribemos a tiempo, acabará con nosotros en el próximo disparo. Por lo que hay que estar pendiente del escenario constantemente.

Pero el mayor peligro del juego y que le añade mucha más acción (y dificultad) a las partidas, es la gran cantidad de nuevos ángulos desde los que podemos recibir un tiro. Ahora estar detrás de la cobertura no siempre nos salvará de recibir un balazo, ya que hay enemigos que están en posiciones elevadas o que al ver que no asomamos la cabeza, se acercan para disparar a bocajarro.

En Crisis VRigade 2 hay que cubrirse siempre que podamos para no recibir un tiro y perder una vida, ya que al tercer disparo obtendremos un bonito game over y hay que empezar el nivel desde el principio

Jefes Finales

El desarrollo de los niveles se mantiene como siempre, ir avanzando poco a poco mientras acabamos con todos los enemigos y vamos eligiendo la ruta que deseamos seguir. Pero al llegar al final del nivel, esta vez el juego cuenta con batallas de jefes.

Estos jefes finales son enemigos con una gran cantidad de vida que tenemos que derrotar como con cualquier otro enemigo… a base de disparos.

Aunque lamentablemente el juego no explora nuevas formas de luchar contra estos jefes y las peleas se resumen en disparar al jefe siempre que podamos mientras van apareciendo más súbditos que lo defienden.

La pelea de los jefes al final de los niveles le da un buen toque arcade como en las recreativas aunque no dejen de ser una esponja de balas.

Más Power-Ups

Para ayudarnos a completar los niveles, ahora también contamos con muchas más armas extra que podemos conseguir a modo de power-ups mientras avanzamos por las pantallas. Contamos con viejas conocidas como la AK-47 y la M4 del primer juego, pero también se añaden otras armas nuevas como por ejemplo la P90 y la posibilidad de ir con dos pistolas.

Aunque al fin y al cabo y siendo objetivo, estas armas no dejan de ser una skin ya que tanto la cadencia como la precisión de estas armas son bastante parecidas, pero se agradece mucho estas adiciones para lograr un poco de variedad en los niveles.

Además de las ventajas de las armas, se siguen manteniendo las ventajas de vidas extra y el tiempo bala que van apareciendo aleatoriamente por el nivel tras acabar con un enemigo, pero también se incluye la posibilidad de conseguir que un aliado se una a la batalla para apoyarnos con el fuego enemigo.

armas nuevas como la p90 en crisis vrigade 2

Las armas extra solo tienen un cargador, pero es más que suficiente para acabar con varios enemigos y esta vez son mucho más agradables a la vista ya que cuentan con un mejor modelado.

Gráficos

En esta secuela el estudio ha decidido dejar atrás los gráficos low-poly y el resultado es bastante bueno, especialmente en los modelados de las armas y los escenarios.

Por otra parte algunos modelos de los enemigos dejan un poco que desear a veces, sobretodo en las animaciones de movimiento, pero aún así es un gran salto gráfico comparado con el juego original.
 
Aunque también hay que decir que al cambiar el estilo gráfico buscando ser algo más realista, se pierde un poco ese humor que ofrecía la primera parte con esa estética low-poly/cartoon. El juego ha intentado mantener ese humor (se puede apreciar especialmente en el nivel de Montoya o Ransom y con los mensajes por radio) pero a veces el resultado es un poco extraño.

 

crisis vrigade 2 montoya stage

Los escenarios han ganado mucho en detalles y logran ser muy inmersivos.

Difícil, pero más asequible

Si algo caracterizaba a Crisis VRigade era su alta dificultad, llegando a ser a veces bastante frustrante. En este caso, la secuela sigue manteniendo esa dificultad (a veces me atrevería a decir que incluso más) pero por suerte el estudio ha añadido varias ventajas que podemos comprar antes de cada nivel para hacernos la vida un poco más sencilla.

Contamos con vidas extra, para aguantar un poco más en cada partida y también con los power-ups antes mencionados para acabar más fácilmente con los enemigos. Aunque lamentablemente se tratan de consumibles y solamente funcionarán para una partida.

También tenemos la posibilidad de comprar skins para las armas y gestos, que en este caso sí son permanentes.

Monedas

Pero aunque estas ventajas mencionadas son muy útiles, no serán fáciles de conseguir ya que para adquirirlas se necesitan monedas que vamos consiguiendo tras completar (o mejor dicho intentar completar) los niveles de Crisis VRigade 2.

Dependiendo de la puntuación que consigamos en el transcurso de la partida, obtendremos más o menos monedas cuando nos abatan. Por eso a veces hay que jugar partidas sabiendo que no te la vas a pasar simplemente para conseguir unas monedas y probar más suerte en la próxima. De esta forma logra convertir que algo que debería ser una ayuda se convierta en una necesidad para afrontar su alta dificultad.

Gastando 200 monedas podremos seguir la partida desde donde estábamos con la vida al completo de nuevo (como mucho dos veces por partida)

Puntuaciones de Nivel

Así que para ganar más monedas, necesitamos una mayor puntuación y esto se consigue con la puntería que tenemos al acabar con los enemigos y la habilidad en encadenar combos.
 
Pero para variar, esta teoría se convierte más en un deseo que en un hecho, ya que encadenar disparos en la cabeza mientras llueven balas hacia nosotros es una ardua tarea. Al final, lo más cómodo y seguro es estar cubierto la mayor parte del tiempo y disparar a ciegas para no perder ninguna vida.
 

Conseguir combos es más difícil de lo que parece en un principio, ya que es necesario aprenderse los puntos de aparición de los enemigos para tener cierto margen de tiempo para disparar sin peligro.

Duración

La duración de Crisis Vrigade 2 es un poco más larga que el primer juego, ya que aunque cuenta con tres pantallas al igual que el original (con una duración de unos 10 minutos cada una), esta vez el juego cuenta con más caminos alternativos por los que avanzar y le añade un gran valor de rejugabilidad.

Por otro lado al tratarse de un juego con jugabilidad arcade, las puntuaciones máximas siguen siendo una buena forma de crear un desafío personal y alargar la duración del título. Aunque si quieres todavía un mayor desafío, hay disponible un modo hardcore en el que caerás al recibir un solo tiro, solo apto para auténticos profesionales.

Aunque lamentablemente este modo no es suficiente y se echan en falta más modos de juegos distintos para volver a visitar los niveles del juego.

Si el estudio sigue el mismo camino que con el juego original, lo más seguro es que Crisis VRigade 2 reciba más niveles de forma gratuita en el futuro.

Modo Cooperativo

Crisis VRigade 2 también cuenta con modo cooperativo pero de momento la inclusión de este modo se ha retrasado un poco y no se puede disfrutar de momento.

Según los creadores esta característica se lanzará en verano (sin fecha definida por el momento).

Imágenes de Crisis Vrigade 2

Gameplay Completo

¿Vale la pena Crisis VRigade 2?

En conclusión, Crisis VRigade 2 es un shooter estático muy sólido y vale la pena si nos gustó la primera parte, ya que la jugabilidad del juego es idéntico al original aunque mejora todo. Pero obviamente no deja de ser un shooter bastante exigente con una alta dificultad.

Debido a eso, si eres un tipo de jugador más casual, tal vez no sea el mejor shooter que puedes añadir a tu biblioteca de juegos VR, ya que aunque ahora sea más asequible gracias a la posibilidad de continuar la partida tras caer en combate y otras ventajas, tener que conseguir las monedas necesarias, emplearlas y luego no conseguir superar el nivel puede llegar a ser frustrante.